EL ACCIDENTADO - Información para afectados por accidente de tráfico

Parte de declaración amistosa de accidente

El parte europeo de accidente, parte de declaración amistosa de accidente, declaración amistosa de accidente, parte de accidente o, simplemente, parte amistoso es un elemento necesario en la documentación (*) de nuestro vehículo y una herramienta imprescindible en caso de producirse un accidente de tráfico. Se le denomina parte de declaración amistosa porque en él se recoge la voluntad de las partes por resolver el siniestro de común acuerdo, asumiendo la responsabilidad del mismo.

El parte europeo de accidente se encuentra regulado por la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, aprobada por Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre.

Nuestra compañía de seguros, o la propia correduría donde contratamos el seguro, será la encargada de facilitarnos siempre uno o dos partes amistosos junto con la documentación de la póliza del vehículo. Una vez que lo hayamos utilizado, es recomendable solicitar su reposición con objeto de llevar siempre uno disponible por si nos vemos obligados a utilizarlo.

El parte de declaración amistosa de accidente, siempre que se cumplimente de forma correcta, reduce en la mayoría de las ocasiones los trámites y los plazos derivados de la apertura de un expediente de este tipo, de ahí su importancia. Hasta su entrada en vigor, en el año 1988 y a través del Convenio de Indemnización Directa, la gestión de un parte de accidente era tediosa y se prolongaba mucho en el tiempo.

Se tienen, además, datos estadísticos sobre la ventaja de utilizar el parte de declaración amistosa. Nueve de cada diez siniestros resueltos satisfactoriamente cada año se gestionan gracias a este valioso documento.

(*) Permiso de circulación, ITV, póliza de seguro, impuesto de circulación, etc.

Fuente de información