EL ACCIDENTADO - Información para afectados por accidente de tráfico

¿Cómo actuar en un accidente de tráfico?

Ante un accidente de tráfico podemos distinguir claramente tres realidades, si bien pueden conjugarse muchas y muy diversas situaciones dentro de ellas:

  • Estamos implicados directamente en el accidente, somos los responsables
  • Somos los afectados por la responsabilidad de otro conductor
  • Somos testigos presenciales del siniestro

En cualquiera de los dos primeros casos, la rápida actuación de las partes garantizará que se tomen las medidas oportunas con prontitud, y el consenso de ambas facilitará su resolución posterior.

Es igual de necesario mantener la calma y evitar iniciar un enfrentamiento dialéctico, ya que únicamente servirá para elevar el tono de la conversación, no aportando soluciones. Admitida la realidad es hora de pasar a valorar la situación.

Lo primero, y más importante, es comprobar primero el estado de salud de todos los implicados. Ante situaciones que revistan gravedad (pérdida de conocimiento, quemaduras, cortes profundos, sangrado constante, inhalación de gases, crisis de ansiedad,...) o que puedan desencadenar en fatídicos desenlaces, lo primero que ha de hacerse es llamar a los servicios de emergencias sanitarias. Siempre que haya heridos, al igual que en el caso de que se sucedan continuas discrepancias al respecto de la responsabilidad del siniestro, la recomendación pasa por avisar a la Policía Local y/o Guardia Civil para que se encargue de recabar los testimonios de los afectados, realizar una comprobación visual de los daños, efectuar las pruebas que considere oportunas (control de consumo de estupefacientes o alcohol, por ejemplo) y elaborar el atestado correspondiente.

Debemos, además, realizar una primera reconstrucción de los hechos junto a la otra parte implicada, e intentar encauzar la situación para que finalmente se consiga alcanzar un acuerdo que se plasme en el parte de declaración amistosa de accidente.

Es igualmente importante conseguir la declaración de testigos presenciales, así como cualquier otro tipo de testimonio (documentos, fotografías, videos, etc.) que pueda ser utilizado como prueba para esclarecer los hechos y reclamar la indemnización que corresponda en cada caso.

Por último, cabe recordar lo fundamental de dar parte a las diferentes aseguradoras, antes de que se cumpla el plazo de siete días desde el accidente de tráfico, pues serán ellas las encargadas de abonar las oportunas compensaciones económicas. Paralelamente a esta decisión, se debe buscar siempre el asesoramiento de abogados expertos en indemnizaciones por accidentes de tráfico.

Fuente de información